JOSEF PIEPER VIRTUDES FUNDAMENTALES PDF

Esta realidad era algo muy natural para la cristiandad de la Alta Edad Media. Al contrario, asociamos el concepto de moral la idea de una doctrina del hacer y, sobre todo, del no-hacer, del poder y no-poder, de lo mandado y lo prohibido. El cristiano es un hombre que, por la fe, llega al conocimiento de la realidad del Dios uno y trino Segundo. El cristiano anhela —en la esperanza— la plenitud definitiva de su ser en la vida eterna. El conocimiento objetivo de la realidad es, pues, decisivo para obrar con prudencia. El moralismo dice: el bien es el deber, porque es el deber.

Author:Shakazuru Vujinn
Country:Great Britain
Language:English (Spanish)
Genre:Business
Published (Last):25 May 2005
Pages:454
PDF File Size:5.34 Mb
ePub File Size:8.37 Mb
ISBN:590-7-21648-250-2
Downloads:36048
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Zololkree



Esta realidad era algo muy natural para la cristiandad de la Alta Edad Media. Al contrario, asociamos el concepto de moral la idea de una doctrina del hacer y, sobre todo, del no-hacer, del poder y no-poder, de lo mandado y lo prohibido.

El cristiano es un hombre que, por la fe, llega al conocimiento de la realidad del Dios uno y trino. El cristiano anhela —en la esperanza— la plenitud definitiva de su ser en la vida eterna. Prudencia La primera entre las virtudes cardinales es la prudencia. El conocimiento objetivo de la realidad es, pues, decisivo para obrar con prudencia.

El moralismo dice: el bien es el deber, porque es el deber. El hombre bueno es en principio justo. Todas estas cosas parecen evidentes, aunque no lo sean en modo alguno. Quien no es justo no puede ser bueno en el verdadero sentido. La existencia es, en todo caso, horrible, mas no existe nada que lo sea tanto que el fuerte no pueda soportar y sobrellevar con grandeza.

La posibilidad de ser culpable es el mayor peligro para la existencia del hombre. Esta culpabilidad constituye lo que definitivamente hemos de temer. Si la fortaleza nos libra de amar a nuestra vida de una manera tal que la perdamos, expresa esto que el temor de Dios como temor a perder la vida eterna es el fundamento de toda fortaleza cristiana.

Esta correspondencia a la realidad es, al mismo tiempo, el principio de la salud y del bien. De todas formas, esta respuesta fue hija de su adversario, el liberalismo.

La consecuencia fue que todas estas figuras no quedaron en la conciencia cristiana con toda su cumplida plenitud real. Es un ejemplo y no una tesis; pero un ejemplo que ilustra una tesis. La Summa incluye un tratado sobre las pasiones del alma. La tristeza es un cansancio del alma; el goce, en cambio, un descanso. Fe, Esperanza y Caridad Con esto concluye la serie de observaciones sobre las virtudes cardinales. Las cuatro —prudencia, justicia, fortaleza y templanza— pertenecen en principio a la esfera del hombre natural; pero como virtudes cristianas se desarrollan en el campo abonado por la fe, la esperanza y la caridad.

Fe, esperanza y caridad son la respuesta del hombre a la realidad del Dios Uno y Trino, revelada al cristiano sobrenaturalmente por Jesucristo. Este estado de cosas no se refleja con suficiente claridad en todas las manifestaciones cristianas sobre las virtudes teologales.

En la fe adquiere el cristiano conciencia de la realidad del Dios Uno y Trino, y en una medida tal que sobrepasa a todo convencimiento natural. El amor, finalmente, es la respuesta de todas las potencias del hombre en gracia a la bondad infinita y esencial de Dios.

Puede parecer, a veces, que el cristiano obra contrariamente a la prudencia natural porque tiene que hacer justicia a realidades que pertenecen al mundo de la fe. Con esto queremos concluir estas consideraciones sobre la idea cristiana del hombre. La fortaleza del cristiano, en cambio, se nutre de la esperanza en la realidad suprema de la vida, en la vida eterna; en un nuevo cielo y en una nueva tierra.

JOHN DEFRANCIS THE CHINESE LANGUAGE FACT AND FANTASY PDF

LAS VIRTUDES FUNDAMENTALES, de Josef Pieper

.

13N50 DATASHEET PDF

Pieper, Josef - Las Virtudes Fundamentales.pdf

.

Related Articles