LA VERDAD DE LA VIDA MASAHARU TANIGUCHI PDF

Entonces me volv para reconocer la voz que hablaba conmigo: Y vuelto vi siete candeleros de oro: y en medio de los siete candeleros de oro vi a uno parecido al Hijo del hombre o a Jesucristo, vestido de ropa talar, ceido a los pechos con una faja de oro: su cabeza y sus cabellos eran blancos como la lana blanca y como la nieve, sus ojos parecan llamas de fuego, sus pies semejantes a bronce fino, cuando est fundido en horno ardiente y su voz como el ruido de muchas aguas: y tena en su mano derecha siete estrellas: y de su boca sala una espada de dos filos: y su rostro era resplandeciente como el sol de medioda. Y as que le vi, ca a sus pies como muerto. Ms, l puso su diestra sobre m, diciendo: No temas: Yo soy el primero, ye el ltimo o principio y fin de todos y estoy vivo, aunque fui muerto; y he aqu que vivo por los siglos de los siglos y tengo las llaves de la muerte y del infierno. Escribe, pues, las cosas que has visto, tanto las que son, como las que han de suceder despus de stas.

Author:Kajijora Voodoot
Country:Guatemala
Language:English (Spanish)
Genre:Technology
Published (Last):9 October 2017
Pages:111
PDF File Size:5.11 Mb
ePub File Size:3.30 Mb
ISBN:833-2-41819-300-4
Downloads:18883
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Telabar



Star Daily, autor del Prlogo VI; ste es un libro que usted debiera leer, estudiar y aplicar; y tambin debera recomendarlo a otros que estn necesitando la salud y la integridad, pero que estn fuera de ellas; y a decir del suscrito; en ste libro encontraremos las explicaciones filosficas y cientficas para temas bsicos como la inexistencia del pecado, la enfermedad, la vejez y la muerte; y recalco ese trmino inexistentes porque en verdad NO TIENEN EXISTENCIA REAL, son simples ilusiones, espejismos o falsedades que la humanidad se ha encargado de darle vida temporal de manera similar a los pensamientos-sentimientos-forma del que vive esclavizado , al punto de perder de vista lo real de lo quimrico, descuidando su Vida interior y el desarrollo de su contacto con el hombre real, su verdadero Yo El Jisso o Santo Cristo Propio o Presencia YO SOY que mora en su interior.

A pesar de que esta obra fue escrita por los aos 40, tiene plena vigencia porque de modo similar a Connie Mndez, el Dr. Masaharu Taniguchi nos explica en palabras de a centavo que: Usted debe saber que el hombre es Buda; que su naturaleza real se halla en posesin de la riqueza, la salud y otras varias bendiciones, en esto tenemos que concentrar la mente durante nuestra meditacin; simplemente tenemos que despertar a la Verdad y realizar este mundo de Verdad. Somos Budas perfectos que viven en un mundo perfecto de Realidad; para que esta Verdad sea experimentada en la vida diaria, es necesario que apliquemos este conocimiento en la vida diaria a travs de la meditacin.

Si la enfermedad es cortada de los pensamientos del hombre y no se aaden ms pensamientos, la enfermedad se encoge y finalmente perece. Recurdese: El hombre es un hijo de Dios y por consiguiente perfecto desde el principio y perfecto en todo lo porvenir; esta es la Verdad concerniente al hombre, la verdadera naturaleza del hombre es su naturaleza real; aquello que no es real, es falso, por tanto; las apariencias de enfermedad son falsas y las falsas apariencias son inexistentes, no importa en qu medida parezcan existir.

EM: Lo mismo se aplica cuando nos referimos al pecado, la vejez y la muerte: No tiene existencia real y tienen que ser separados de la vida del ser humano, con mayor razn si se es Rama o Rahma. Cuando los pensamientos y emociones aparecen como enfermedades, las energas krmicas de la mente se consumen a travs del proceso de expresin.

Confesar por escrito y en papel los pensamientos y emociones, equivale a darles otra expresin que no es la de enfermedad y esto tiene un considerable efecto curativo en muchas enfermedades EM: Qu curioso, pero ste mtodo se ha publicado de manera ntegra, con la supuesta autora no de Godar, sino de Akiel; bajo el ttulo de Canalizacin pleyadiana. Para el salto cuntico de evolucin planetaria.

Masaharu Taniguchi que originalmente se titul Ms all de la ciencia mdica, pero que termin difundindose con el nombre de T puedes curarte a ti mismo.

Por otro lado, mi estimado lector; hay pequeos comentarios precedidos por mi terminacin csmica EM, que denota mi autora y se han realizado para hacer ms comprensible el pensamiento del Dr. Masaharu Taniguchi. Hecha esta acotacin y sin ms prembulos, va el resumen de este maravilloso libro: Las enfermedades y los estados mentales anormales son concreciones de pensamientos y emociones guardados o reprimidos dentro del inconsciente. Puesto que la causa yace en el inconsciente, los sentimientos y pensamientos de la mente consciente son distorsionados al paso que la causa permanece desconocida, si la causa es descubierta y eliminada, las enfermedades desaparecen.

En la mente inconsciente del hombre hay algo ms que slo memorias de esta vida, pues las experiencias y recuerdos de vidas previas, se encuentran almacenados dentro de sus confines. Alguien defini la sugestin como la presentacin de una idea a la mente; en este sentido de la palabra, el mundo est lleno de innumerables sugestiones; cuando descuidadamente vemos los anuncios medicinales de los peridicos y revistas, de inmediato recibimos sugestiones relacionadas con la existencia de enfermedades, la idea de enfermedad inyectada en forma de sugestiones, queda plantada en la mente subconsciente cmo semilla de enfermedad.

Las personas se transmiten unas a otras cierta atmsfera y se pasan ideas e impresiones como sugestiones EM: Este campo fuerza mental es el conjunto de pensamientos-sentimientos-forma, propios de cada ser humano e independientes de su naturaleza positiva o negativa.

Cuando los parientes cercanos atienden a un enfermo, a travs de la atmsfera se proyecta la sugestin de que la enfermedad es grave aun cuando no se diga una sola palabra del asunto, por eso el adagio popular propone mejor dejar a un enfermo grave en manos de una enfermera a sueldo, que con un miembro de la familia.

La sugestin, sea de palabra, literatura o atmsfera; es pensamiento irradiado, ejerce una mayor o menor influencia, dependiendo de la sensibilidad del hombre; el pensamiento despertado, ya se origine en uno mismo, ya sea radiado por otros, tendr una influencia similar. Como el cerebro es el centro de todos los rganos fisiolgicos; la actividad interna del cerebro invariablemente influye en los rganos del cuerpo entero; esto es la explicacin cientfica de la capacidad que tiene la sugestin, de crear o curar enfermedades.

Cuando consideramos que el pensar, o el expresar cierta idea, evocan la correspondiente accin fsica; podemos comprender claramente que los pensamientos tienen el poder de influenciar al cuerpo. La mente puede estimular al cerebro y hacer ms vigoroso el proceso fisiolgico de cualquier parte del cuerpo y con esto efectuar la curacin de cualquier enfermedad. Las enfermedades no son realmente fsicas; los estados mentales aparecen como enfermedades del cuerpo, el cuerpo volver al estado de salud si la mente del rea afectada o la mente que controla esa rea, es curada mediante Gua espiritual.

Los pensamientos que aceptan las enfermedades como reales, provocan la aparicin de enfermedades cuando son transmitidos. La idea de que los seres humanos son hijos de Dios y por tanto, que la enfermedad no existe; se debe implantar en la mente subconsciente. Las mentes de las clulas y los sistemas celulares no captan palabras; ellas captan el pensamiento que hay detrs de las palabras repetidas.

Como los pensamientos tienen el poder de atraer lo que es similar a ellos mismos y de materializarse en fenmenos concretos, entonces; para curar enfermedades mediante el poder del pensamiento, es necesario comprender profundamente que la enfermedad es una corporificacin del pensamiento; L Dios , el hijo de Dios y la salud; debernos ver que estos tres hechos constituyen una sola unidad y por tanto debemos separar a la enfermedad del hombre.

No debe pensar que es usted quien disipa los pensamientos causantes de la enfermedad; pensar que usted disipa tales pensamientos es reconocer la existencia de ellos; debemos decirnos y convencernos a nosotros mismos: l es un hijo de Dios y no est enfermo; as es como disociamos al hombre de la enfermedad.

La curacin se efecta cuando este acto se realiza ntegramente; aunque para hablar con propiedad, curacin en este caso es una palabra inadecuada; quien medita ve el mundo perfecto en que slo existen Dios y el ser humano perfecto, que es un hijo de Dios. La razn es que no hay otro mundo que exista. Un enfermo llega a estarlo porque l mismo y la gente de su familia y sus amigos, conciben la enfermedad en su mente.

Si creen que ese hombre en particular est enfermo, entonces; como resultado de tal conviccin ven al hombre como un enfermo. Puesto que hombre y enfermedad se hallan vinculados merced al poder del pensamiento, cuando separamos al hombre de su falsa condicin de enfermo, el paciente desaparece y el hombre torna a su estado original de Hombre, Hijo de Dios.

Usted no debe pensar; Aqu hay un enfermo a quien debo curar, porque simplemente no hay enfermedad que curar; debe usted adoptar una humilde actitud y decirse: Dios est presentndome una oportunidad para meditar en la naturaleza perfecta del verdadero hombre: Que el hombre real no est enfermo, sino perfectamente sano. El hombre que medita en pensamientos de salud, simplemente dirige sus pensamientos a la Verdad de que el hombre es hijo de Dios.

Los seres humanos que realmente existen son hijos de Dios; no estn enfermos, ni precisan ser curados. En los hijos de dios, la salud es una verdad establecida; por tanto, quienes dirijan pensamientos de salud y quienes aconsejen sobre problemas de la vida, nunca debern pensar que van a curar enfermedades. Estas personas slo necesitan dirigir pensamientos silenciosos para que el hombre despierte a su verdadero yo, el cual ha permanecido oculto por los pensamientos falsos.

Usted debe meditar dos veces al da, por la maana y por la noche; en que los seres humanos son hijos de Dios y no son enfermos y con esto, exiliar la enfermedad de la mente. Como nuestra propia mente subconsciente y la mente subconsciente del otro se hallan aunadas, el enfermo captar plenamente la realidad de que es un saludable hijo de Dios, si uno es capaz de verlo saludable en su verdadera naturaleza; la salud aparece de acuerdo con el grado en que esta percepcin de la realidad se efecta.

Uno puede meditar en que la enfermedad no existe, pero el enfermo y su familia creern en su existencia; como el enfermo y su familia estn unidos por el Amor, podrn esperarse resultados adversos mientras la familia continu creyendo en la existencia de la enfermedad, por tanto; si el enfermo ha de recibir una completa terapia, tanto l como su familia debern creer en la Verdad de que la enfermedad no existe.

Aun las palabras vacas, cuando son repetidas, se materializan en el mundo manifestado. EM: Recuerde; si decretar es concretar; no se puede afirmar la existencia de la enfermedad o el sufrimiento, porque entonces; stas se manifestarn en el mundo fenomenal. La oracin verdadera y sincera despierta una accin compulsiva que conduce a su cumplimiento, pues su objeto ya existe internamente; esto se asemeja al hecho de sembrar semillas; aunque no puedan ser vistas con los ojos fsicos, las flores y los frutos ya existen en las semillas, sembramos porque sabemos que esto es un hecho.

La curacin ausente es posible por medio de la oracin. Todas las cosas que desees, cuando ores, cree que las has recibido y las tendrs. No, porque Dios y tambin la Naturaleza, nunca estn de prisa! Antes que nada, la mente ha de estar plenamente sintonizada armonizada ; las cosas buenas fluirn hacia su vida, en el grado en que su mente se encuentre armonizada.

Estos procesos evolutivos dependen de las siguientes leyes: Los pensamientos que la mente alberga se materializan en formas concretas y lo semejante atrae a lo semejante EM: Una vez ms, creer para crear y decretar para concretar. Sin embargo; hay veces que los pensamientos de abundancia material; no importa cunto se persista en ellos, por un tiempo no producen las condiciones de riqueza; la razn se halla en la ley de evolucin de la Vida, que dice: La vida absorbe slo lo que es esencial para su crecimiento.

Los seres humanos tambin requieren distintas cantidades de varios fertilizantes como la riqueza y pobreza; circunstancias adversas y favorables; grado de salud, etc. Si deseamos que nuestra oracin se vea cumplida, hemos de aceptar con gratitud el punto de partida que se nos ofrece y esforzarnos en actuar lo mejor que podamos a partir de ese instante; Vive el Ahora, no existe otro tiempo que Ahora.

Vivir el Ahora es la forma fundamental de trabajar para lograr el cumplimiento de la oracin. Si sentimos una viva alegra Ahora, encontraremos que otros eventos, jubilosos eventos se desenvolvern. Adems, debemos ser cuidadosos y emplear procedimientos adecuados en nuestras actividades; no debemos esparcir nuestra energa mental en muchas cosas a la vez; tenemos que hacer primero las primeras cosas y luego el resto, de un modo sistemtico; las sugerencias e indicaciones que se obtienen durante la oracin deben ser puestas inmediatamente en prctica.

Orar y vivir el AHORA, constituyen una unidad: si viola usted este principio, pueden producirse resultados adversos. Las palabras atraen lo que es similar a ellas y repelen lo que es dife- rente; puesto que el hombre cosecha el fruto de las palabras que expresa, debemos decir que las palabras son oraciones autnticamente reales.

Otra razn por la cual la oracin no es contestada, es el pedir sin dar. Si Ud. No da, no recibir; el hombre cosecha slo en la medida en que siembra. El mundo est controlado por leyes: sin dar, no se puede recibir, el dar constituye la esencia de la verdadera oracin. Otro importante punto es desechar la mente qu critica, que juzga y culpa a otra gente; y sintonizar armonizar las ondas mentales con el Amor de Dios que siempre perdona.

Reconciliarse uno mismo con una persona odiada es requisito indispensable para lograr que la oracin se cumpla. Otro importante prerrequisito es eliminar todo sentimiento de culpa o de auto castigo. La conciencia moral o Divinidad interior, trata de situar a la persona en la senda adecuada del crecimiento espiritual; mediante varios esfuerzos desde adentro, procura hacer que la persona reflexione sobre su vida emocional.

Si una persona despierta a la Verdad de que los seres humanos son hijos de Dios y como consecuencia desea eliminar cualquier distorsin del instinto de vida, no quedar nada que pueda describirse como instinto de muerte. Si t odias a una persona y ella no acepta el odio, ste debe regresar a daarte a ti; si uno odia a otro, el odio regresa para daar a quien sinti el odio; el odio no armoniza con la naturaleza real del Yo y el autocastigo se efecta como resultado de tal inarmona.

Cuando el objeto del odio pertenece al sexo femenino, el autocastigo usualmente ocurre en el lado derecho del cuerpo y si pertenece al sexo masculino, usualmente ocurre en el lado izquierdo del cuerpo. El cuerpo es en realidad no-existente; slo es una apariencia manifestada que simboliza los pensamientos y emociones de la persona. La mente es una fuerza que mueve la carne; a menos que la energa sobrante sea disipada, a veces opera en tal forma que crea diviesos en la carne.

La etimologa de los nombres de la enfermedad, revela los contenidos psicolgicos de sta, por ejemplo; cuando uno no dice lo que desea, el estmago tiende a inflamarse; el disgusto y la ira son sentimientos agresivos, cuando no son dirigidos hacia el exterior, estallan por dentro en tal forma que, en uno mismo se manifiesta el dao deseado a otros; las emociones de disputa y frustracin debilitan el cuerpo y causan enfermedades, etc.

As mismo, la mayora de las desgracias, accidentes y enfermedades, surgen debido a los esfuerzos auto punitivos de una mente subconsciente manejada por sentimientos de culpa; por esto, si uno destierra los sentimientos de culpa existentes dentro de la mente subconsciente, la mayora de las desgracias, accidentes y enfermedades ser eliminada.

Dios y hombre deben volverse uno, para que podamos captar directamente la Realidad. En la experiencia, el hombre siente con su mente la mente de la otra persona; la vida de uno entra en contacto con la vida del otro, el cuerpo de la otra persona se torna slo un smbolo de su vida interna.

Pecado, Enfermedad y Muerte, al final no son ms que pesadillas vuestras. El pecado, la enfermedad y la muerte son existencias quimricas, similares a esas mismas visualizaciones. Si usted despierta de sus malos sueos, el pecado y la enfermedad se desvanecen; Y cmo va usted a despertar de sus malignos sueos? Es la esencia, motivo y razn de ser de nuestra existencia.

En el contacto con nuestro Jisso, se resume la tarea del ser humano en general y del Rama o Rahma en particular; el resto es dado por aadidura. Es necesario que todos nosotros leamos y estudiemos esta Verdad constantemente. Cuando uno logre la percatacin de su naturaleza divina mediante el poder de las palabras, habr dominado su sentimiento de culpabilidad. Sacar a luz un len de un len, un Buda de un Buda, un hijo de Dios de un hijo de Dios, tal es la naturaleza de la salvacin religiosa.

La Verdad es que, la gente que no percibe real y profundamente su divini- dad interna, no sabe lo que es bueno ni lo que es malo; la apariencia externa del hombre simplemente refleja las ideas que su mente abriga. La Verdad es simple; las imgenes mentales se proyectan sobre la carne, manifestndose en comportamiento y enfermedad, el mundo de la forma adopta la figura que la mente ha visualizado y por lo general, las ideas alojadas en la mente subconsciente se manifiestan en for- mas, automticamente.

Para controlar la vida con la propia mente, las medidas ms sabias son hablar empleando palabras claras, inteligentes y llenas de alegra; rehusarse a maldecir y hablar mal de otras personas; vivir una vida luminosa, alegre y animosa.

Con esto, se crean mejores impresiones en la mente subconsciente. Siempre que habla sobre los males, usted mismo se hipnotiza y se dirige en direccin opuesta a la salud y la buena fortuna. Seamos agradecidos hasta con la ms pequea bendicin que tengamos ahora; pongamos nuestra mirada en la Bondad y visualicemos nuestras aspiraciones y demos gracias a Dios aun antes de que ellas se manifiesten objetivamente en la experiencia; es ley de la mente que podremos recibir aquellas cosas buenas que visualizamos, si seguimos este mtodo.

El Reino de Dios existe dentro de nosotros, por lo tanto; cuando visualizamos el Reino de Dios en nuestra mente y damos gracias por ello, las condiciones subjetivas de la mente se desenvuelven como condiciones objetivas en la vida. EM: Recuerde que creer es crear y decretar es concretar.

En el mundo de la Verdad creado por Dios, los seres humanos son hijos de Dios; les fue dado un poder infinito, son ilimitados, as pues; si enferman slo se trata de un sueo, slo se trata de un sueo si encaran dificultades econmicas; las falsas condiciones son sueos, nicamente sueos. Y; a fin de que la mente slo piense en las condiciones favorables, debemos meditar sobre las condiciones favorables como hechos ya establecidos.

Estas observaciones se hallan en total acuerdo con el principio de oracin enseado por Cristo: Por tanto, les digo, cualesquiera cosas que ustedes deseen, cuando oren, crean que ya las recibieron y las tendrn. Lo que deseamos, ya nos ha sido dado; a fin de lograr esta conviccin, debemos aprender la Verdad fundamental: Los fenmenos no son reales, no importa cun reales puedan parecemos y slo la Realidad perfecta es real.

Aun cuando la mente consciente no est pensando en nada, la mente subconsciente habitualmente est pensando y proyectando sus pensamientos en el mundo fenomenal; la mente tiene una poderosa influencia sobre el sistema fisiolgico del cuerpo.

Como Dios es todo, en todo; L aparecer slo dentro de aqul que haya logrado la reconciliacin con el universo entero.

El lado derecho representa el principio femenino y el lado izquierdo el principio masculino ; la cabeza representa los ancestros, el cuerpo representa a uno mismo. Cuando los pensamientos entran en accin, se vuelven centros alrededor de los cuales se materializan formas.

ANTIBIOTIK MEROPENEM PDF

Navegador de artículos

.

AKTIVITETSSTD BLANKETT PDF

Taniguchi Masaharu - La Verdad de La Vida

.

DESACOPLADORES DE LA CADENA RESPIRATORIA PDF

TANIGUCHI, Masaharu - Tu puedes curarte a ti mismo.pdf

.

LEMMENS FANFARE PDF

.

Related Articles